Cómo colocar una valla metálica sobre un muro: Lo que debes saber

Tabla de contenidos

La instalación de vallados puede ser complicada. Pero colocar una valla metálica sobre un muro o base de hormigón es relativamente sencillo. Es un proceso que no requiere cavar agujeros para los postes ni esperar que el hormigón seque para poder tener tu valla, por lo que la tarea lleva poco tiempo y recursos. Te damos algunas consideraciones importantes para colocar una valla sobre muro exitosamente.  


¿Cuándo es necesario colocar una valla metálica sobre un muro?

Las vallas metálicas pueden ser instaladas en diferentes superficies, incluyendo enterradas en el suelo, en bases con suelo de hormigón, e incluso sobre muros o cercas ya existentes. La decisión de colocar la valla sobre un muro dependerá de la estabilidad del muro y las necesidades particulares de cada proyecto.

 

Valla de malla hércules sobre muro

 

Por ejemplo, algunos muros pueden no ser adecuados para soportar el peso de una valla metálica, por lo que es importante evaluar la estructura antes de la instalación. Mientras que algunos postes quedan más firmes si son embutidos o se entierran en la superficie. Por lo que evaluar la posibilidad de cuál es el mejor tipo de instalación siempre será necesario.

En este tipo de instalaciones, los postes de la valla se fijan a bases para apoyar la estructura. Y en términos generales, es seguro colocar una valla sobre bases cuando no sobrepasa los 1,70 m de alto. Si mide más que eso, hay mayor riesgo de sufrir el llamado efecto vela con tu valla y corres el riesgo de que se derrumbe ante fuertes vientos. 


Pasos para colocar valla metálica sobre muro

Si bien la instalación de vallados metálicos en el suelo es relativamente sencilla, colocarla sobre un muro puede presentar ciertos desafíos técnicos y requerir un enfoque diferente.

Si tienes experiencia en trabajos de bricolaje y cuentas con las herramientas adecuadas, puedes instalar una valla metálica por ti mismo Aquí te damos los pasos esenciales a seguir para instalar una valla metálica sobre un muro de manera correcta y segura.

1. Inspecciona el estado del muro

Antes de colocar un vallado metálico, asegúrate de inspeccionar el estado del muro. Verifica si existen grietas, fisuras o cualquier otro tipo de daño que pueda afectar la instalación de la valla. Si encuentras algún problema, es recomendable reparar el muro antes de proceder con la instalación.

 

 

2. Determina la altura y el estilo de la valla

Define la altura adecuada para tu valla metálica en función de tus necesidades de seguridad y privacidad. Además, elige el estilo de valla que se ajuste al diseño de tu propiedad. Puedes optar por una valla de barras verticales, paneles decorativos o incluso una combinación de diferentes estilos.

3. Elige el material adecuado

Selecciona el material de tu valla según tus preferencias y el entorno en el que se instalará. Los materiales comunes para las vallas metálicas incluyen el acero galvanizado, el hierro forjado y el aluminio. Cada material tiene sus propias ventajas en términos de durabilidad, resistencia a la corrosión y aspecto estético.

4. Recuerda usas las bases para tu valla

Evalúa el tipo de bases para postes sobre las cuales instalarás tu valla metálica. Dependiendo del tipo de muro, es posible que necesites utilizar soportes adicionales o anclajes especiales para garantizar la estabilidad de la valla. 

Colocar una valla metálica sobre un muro puede ser una forma efectiva de brindar seguridad y delimitar tu propiedad. Con las consideraciones adecuadas y los pasos de instalación correctos, puedes lograr una instalación exitosa sin mucho problema.

Recuerda que en Securfix contamos con un amplio catálogo de vallas y cerramientos de calidad, con todos sus accesorios de montaje. ¿Quieres saber más? Mira los detalles de nuestros productos y contáctanos si tienes alguna duda.