Filtro de producto

Estructura para Puertas Correderas Sin Obra

¿Quieres tener una puerta corredera interior sin hacer ninguna obra? Aquí encontrarás la estructura y los montantes que necesitas para instalar este tipo de puerta, con herraje completamente oculto detrás de una guía o travesaño de madera. Olvídate de abrir paredes y contratar albañiles para montar un casoneto, con nuestras estructuras para puertas correderas sin obras podrás montar y tener tu puerta fácil y rápido.

2 products found in Puerta Corredera Sin Obra

Oferta

Estructura Puerta Corredera Sin Obra Orchidea AppliSystem

  • 111,80 €
  • 101,16 €

Oferta

Montante Puerta Corredera Sin Obra Orchidea AppliSystem

  • 94,02 €
  • 85,06 €

 

¿Qué es una Puerta Corredera sin obra?

Una puerta corredera sin obra es un tipo de puerta que se instala con una estructura que queda sobre la pared. A diferencia de los casonetos, no requiere abrir un hueco para instalar la estructura en la pared, así que la puerta no quede alojada dentro del tabique o placas de pladur una vez abierta, sino que reposa sobre la cara de la pared.

La estructura para puerta corredera sin obra está compuesta por un travesaño que contiene los rieles, las guías y los rodamientos necesarios para brindar funcionalidad y ahorro de espacio. Es una solución perfecta para habitaciones pequeñas, ya que la puerta se desliza sobre la pared lateralmente y ocupa un espacio mínimo, genera una sensación de apertura y permite dejar a la vista la decoración de tu puerta.

 

¿Por qué comprar puertas correderas sin obra?

Hay muchas razones para comprar una puerta corredera sin obra. La más común es porque se quiere evitar el trabajo que involucra el montaje de una puerta corredera empotrada. Sin embargo, muchas veces las condiciones del inmueble hacen imposible utilizar una puerta corredera empotrada, bien sea por espacio o por problemas estructurales del edificio.

Por otro lado, el diseño de interiores puede ser un factor importante para considerar una puerta corredera sin obra. Esto es común cuando este tipo de cerramiento se convierte en un elemento estético adicional en las habitaciones, como por ejemplo, si tienes una preciosa puerta que no quieres esconder detrás de un muro y que vale la pena dejar a la vista.

En términos generales, este tipo de estructuras es la mejor solución si deseas ahorrarte una remodelación, no te conviene abrir la pared, no estás en disposición para pagar la mano de obra, te gustaría dejar la puerta como un elemento decorativo y si quieres una solución fácil para montar una puerta corredera sobre la pared por tu cuenta.

Mira el vídeo a continuación que resume las características que hacen de las puerta corredera sin obras una opción perfecta para todo tipo de puertas interiores:

 

¿Cuáles son las ventajas de las puertas correderas sin obra?

Hemos mencionado varios atributos de este tipo de puerta. La ventaja más importante es que te olvidas de hacer obras, ganas espacio, puedes colocar la estructura sobre la pared sin necesitar herramientas especiales para su montaje. Y si tu casa es pequeña, resulta ideal porque podrás instalar una puerta corredera en recibidores, entradas de dormitorios, vestidores, baños y cocinas.

La estructura para puertas correderas, además, viene con el kit de accesorios necesarios para su montaje, tales como el travesaño con el perfil superior, guías, rodamientos y tornillos principales. Opcionalmente, puedes adquirir los montantes laterales de madera con acabado en tanganika y así crear un marco para tu puerta.

Entonces, en resumen, las ventajas de las puertas correderas sin obra son:

  • Fácil instalación y más económico
  • Personalizable con la puerta de tu elección
  • Ahorra espacio al reposar la puerta sobre la pared
  • Deslizamiento lateral fácil y casi silencioso
  • Separa los espacios para tener privacidad
  • Permite la entrada de mucha luz natural
  • Favorece el diseño de interiores
  • Herraje oculto con un travesaño de madera
  • Estructura resistente y muy segura
  • Evita usar casoneto para puerta corredera empotrada